Los twitteros

No falta el weón que twittea mientras hace el snus nus...

Saludos, manga de zátrapas y malgastadores de óxigeno, que leen periódicamente este rincón familiar y macanudo, como es Spartans.cl. Don Nico, vuestro intento de servidor,  los saluda nuevamente, como siempre, con un nuevo artículo que habla de la condición humana, y en especial, la condición chilensis. Hoy toca comentar sobre una de las redes sociales más usadas y masivas, en la actualidad, que gracias a su formato práctico de manejo de información, y a su utilidad en un mundo como el actual, lo hace muy, pero muy usado (más de lo que quisiéramos, la verdad). Y como red social, sus usuarios – los twitteros – tienen comportamientos característico y hasta curiosos que, al menos, y como es costumbre aquí, son dignos de análisis. Así que, prepárense todos, aplíquenle follow al artículo, que en más de 140 caracteres, haremos mierda a los seguidores más acérrimos del pájaro y la CTM!!!… Háganle RT al artículo, y vuélvanlo un Trending Topic, que los Twitteros no se salvan de ésta!!!.

Primero, como me da paja explicarles a los gasnápiros que mierda es Twitter, les dejo la descripción que pueden encontrar en la Wikipedia:

Twitter (pronunciado en inglés [ˈtwɪɾɹ̩] o [‘twɪtəʳ] gorjear, parlotear, trinar)
es un servicio de red social (aunque su creador, Jack Dorsey, dice que no se trata de una red social) y servicio de microblogging que permite a sus usuarios enviar y leer micro-entradas de texto de una longitud máxima de 140 caracteres denominados como “tweets”. El envío de estos mensajes se puede realizar tanto por el sitio web de Twitter, como vía SMS (short message service) desde un teléfono móvil, desde programas de mensajería instantánea, o incluso desde cualquier aplicación de terceros.

En sí, en 140 caracteres, puedes escribir lo que se te venga en gana, publicar links de fotos, videos, páginas web, e-mails, y todo aquello que creas que al mundo le interesa saber. Según un estudio, noticias, spam, autopromoción, palabras sin sentido, comentarios controversiales, y mensajes repetidos, son los tipos de mensajes en que se pueden dividir todos lo tweets hechos hasta el día de hoy.

Tabla que compara los tipos de tweets, y su cantidad en Twitter

Hoy, si tienes una cuenta en Twitter, y sigues y/o te siguen varias personas, lo que de seguro habrás notado, es que la mayor parte de los tweets son de hechos que pasan en la vida diaria que, la verdad, no le importan a nadie. Tweets como ¬¬ justo que hoy voy a comer comida cubana, me duele la panza… Mas salao que Zobaco de Runner ¬¬ ; Me están dando ganas de poner tele en la pieza, pq sé que me ayudará a mantenerme despierta más rato, mientras computeo. No podré esnobear=( ; o Como le dice un árabe a un disparo ; ahivalabala; pueden tener significado por quien lo escribe, y hasta causar gracia o cualquier efecto a unas personas que lo lean, pero de ahí en más, nada.

Una pena lo que te pasó... ¿Pero por eso me importa tu mierda de vida?...

Esto nos lleva al primer gran problema de los twitteros: Usan la plataforma como diario de vida. A ver, Twitter es un micro blog, dejas en 140 caracteres algo que pasó o pasa en tu día a día, pero eso no lo convierte en tu puto diario de vida, para esos existen los blogs y/o bitácoras, facebook, y hasta el fotolog!!!. Si hay algo que me enferma del twittero promedio, es que que postea CUALQUIER COSA que le ocurra o ocurrirá, y que twittean en cualquier lugar que estén, ya sea por su celular, por el PC que agarre, y por donde mierda se pueda conectar a internet, ya sea mientras camina, come, caga, folla, o está siendo asaltado. No critico a los que ponen lo que piensan, que eso es bueno, porque generan debate y enriquecen los puntos de vista de cada uno; ¿pero qué me importa a mí o a cualquier puto mortal que Fulano se puso zapatillas moradas, Mengano se comió un Italiano en el Dominó, o que Zutano ahora está enamorado de Fulano, pero él no lo pesca?. Un caso conocido, y polémico, es el de Felipe Ibañez, conocido en Twitter como @pipeinformatico, y dejando claro que encuentro lamentable su situación, la verdad es que me tiene las bolas llenas con sus comentarios en Twitter. Ok, quizás su único medio de expresión libre sea Twitter, pero de repente raya en lo racional sus comentarios, cosa que no ayuda con sus famosas preguntas de Formspring (una mierda de sitio que se ha hecho popular porque te preguntas weás, y respondes weás), en donde, la verdad, sabemos más de lo que queremos saber. Por esa misma razón ha ido perdiendo followers (seguidores, weones incultos!!!). Comprendo que algunos le emociona poner que comieron, que se pusieron para vestir, y que vieron en el cine, pero eso no le importa a casi nadie con 2 dedos de frente.

Si regresamos al gráfico que puse hace unos párrafos atrás, vimos que un grupo importante, pero no predominante de tweets en el mundo del pájaro gay, son los informativos. Twitter tiene la gran gracia de poder dar exclusivas noticiosas casi instantáneamente, además de ser un medio democrático y casi sin filtro, por lo que no hay ediciones de contenido por manos de terceros, y además, ees libre de tomar o no la información. Esto también permite el desarrollo, en pocas palabras, de la opinión de los twitteros, lo que ayuda a entender y expandir los contenidos que circulan en la red.

Y después se pregunta por qué tanta gente le quiere sacar la cresta...

Aquí entra el segundo gran problema de los twitteros y, salvo los que son generadores de opinión, como los periodistas, políticos, y seres afines, es que creen que influyen en algo la vida y el modo de ver la realidad. En Chile tenemos un ejemplo claro y reconocible, como es el tristemente célebre Nicolás Copano (@copano). Considerado uno de los twitteros más influyentes, según un estudio del cual dudo seriedad absoluta en su realización, acostumbra a hacer en Twitter sus conocidos comentarios “mordaces, satíricos, recalcitrantes, controversiales, y graciosos” (entiéndase las comillas como ironía de lo fome y predecibles de sus opiniones) que son retwitteados (ese ejercicio de cyber cobardía popular, en donde es más fácil re publicar lo dicho por otro, para no mojarse el culo), donde se ha auto proclamado como “experto en twitter”, y opinando de cuanto tema, y avalado por los retweets ya mencionados.  Tomando en cuenta que la mitad de los twitteros chilensis creen que porque sales en la tele 5 minutos, sabes de algo, no es extraño que crean que esta bolsa de estiercol sea un referente de opinión, como Fernando Paulsen (@fernandopaulsen), pero basta leer sus tweets para darse cuenta que su postura de chico alternativo tecnológico cool e informado, es tan sólido como el conocimiento de la lengua de Shakespeare de Ivan Luther. Son sus propias palabras, o tweets, los que lo condenan, quedando al descubierto que sólo es un Atention Whore con varios kilos de más, y varias neuronas de menos.  Y así con otros bichos twitteros chilensis, y extranjeros, que no merecen ser siquiera mencionados, porque la verdad, me da paja.

La representación gráfica del FALI que es, normalmente Twitter...

Otro problema que he visto en los twitteros, es su hiper sensibilidad. Verán, Twitter, a diferencia de Facebook, da la posibilidad de escribir lo que uno quiera, y por ende, casi cualquier puede responder lo que tú ya twiteaste, ya sea que está de acuerdo o no, incluso hasta no se sanciona el lenguaje ofensivo, ya que, al final, casi no se coarta la libertad de expresión. Sin embargo, si este panorama, en el papel, debería alentar la discusión sana y constructiva, los twiterillos, en realidad, son más receptivos que furcia con la regla. Osa decir algo que les caiga mal, y en pocos caracteres te harán unfollow (una versión amariconada de “no te sigo, porque hablai mal de mi, conchadetumadre”), y hasta te bloquean y denuncian a Twitter (me pasó, todo porque le dije a un aweonao que vale callampa). Esto crea, incluso, legiones de sacos de weas que, al ser followers de ciertos personajes, tú osas hablar relativamente mal de él, y te hacen bolsa horas, días, y hasta semanas y meses (estas mierdas son más rencorosas que furcia despechada). Así, la pluralidad que es característica principal de Twitter, se va al tacho de la basura. Y sin duda, como cualquier otro componente de la web 2.0, Twitter también adolece de los clásicos trolls que, al igual que como ocurre en blogs, Facebook, imageboards, y cuanto sitio en el que se puede dejar opiniones, existen con el único fin de irritar el culo ajeno con comentarios, a propósito, hechos para generar ronchas y rabia, pero mejor dejo a los trolls para otro tema, que hay harto hilo que cortar; y como no, el Spam, que en Twitter, tiene forma de users que comentan y twittean cualquier incoherencia, con link a quien sabe que página, incluido… Y claro, la inestabilidad total del servicio. Si te conectas por medio de la web de Twitter, lo más probable, es que el 30% de las veces que te metas, te saldrá la ballena hincha pelotas, indicándote que Twitter tiene uno de los enésimos problemas que puede presentar, y tú no puedes disfrutar del servicio… FALI.

El gran problema, finalmente, con Twitter, es que, de manera similar a lo que ocurría con Fotolog en su momento, y guardando paralelos, obviamente, crea en la mente del palurdo promedio, la sensación de que, al twittear (como antes era al subir una puta foto), un efecto inmediato de superioridad, y de influencia en el otro. Así como en su momento, aquellos que tenían Fotologs populares, creían ser referentes culturales de una sociedad deprimida, sólo por tener muchos “amigos”, el twittero que tiene muchos follows sufre el mismo síntoma, pero acrecentado en el hecho que, Twitter es, intrínsecamente, una red de información, por lo que no sólo el twittero con muchos followers cree que influye en la opinión de que quienes los siguen, sino que, además, cree ser un actor importante dentro del desarrolo informativo y de la actualidad nacional. Hecho que, obviamente, no es así.

Twitter, además, demuestra que está llena de personas que, a pesar de usarla con el fin de obtener información de otros, generalmente, se cierran a sus limitadas visiones de mundo, lo que hace que el sentido del intercambio de información, se transforme en un ejercicio de no quedar mal con nadie. Ejercicio de lo más desagradable, considerando la “pluralidad” del servicio.

Entonces, con todo lo dicho, ¿vale la pena usar Twitter?…. Por supuesto que si. Actualmente, el medio donde la información aparece de primera fuente, al usuario, es Twitter. Este cambio hace que los periódicos, la radio, y la televisión traten de adaptar sus contenidos, y usan Twitter tanto como fuente de feedback con la gente, como soporte y apoyo e un ambiente informativo cada vez es más y más cruento y demandante de inmediatez y efectividad. Además, Twitter, a diferencia de Facebook o cualquier otra red social, tiene un poder de convocatoria que, al menos, y pesar de lo que hemos comentado en Spartans (tanto en el blog, como en el foro), es digno de tener presente. Ahora, ¿cómo usarlo y no morir en el intento?… Simple, pásense por la raja todos los twitteros influyentes que encuentren: sigan a todos aquellos twitteros que encuentren valen la pena; sigan los Twitters de radios informativas, serán medias spam, pero ayudan a saber lo que está pasando; y claro, no olviden reconocer a aquellos bichos de los que he hablado, porque más vale twittero informado, que follower de @copano.

Un saludo para todos, y váyanse a la mierda!!!…

@Don_Nico.-

20 Comments

  1. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices acerca del Twitter. En lo personal también me apesta esa gente que por creer que está generando consciencia o por dársela de líder de opinión escribe cualquier cabeza de pescado shúper reflexiva que no es más que caer en la misma tontera de lo políticamente correcto y seguir la misma línea de pensamiento del resto de borregos, como todos los que hablan en contra de las centrales termoeléctricas, el rodeo o dando apoyo a los mapuches (no digo que esté mal apoyar ciertas causas, lo que cansa es leer tanto attention whore opinando lo mismo con un aire de seudo intelectualidad)

    Y claro, como yo tiendo a pensar distinto en algunos temas lo digo pero altiro salen ronchas y hasta me discute gente que ni siquiera me está siguiendo… y para qué chucha, si en 130 caracteres no alcanzo a poner TODO lo que pienso sobre equis tema?

    Ni hablar del Copano, menos mal que no lo sigo, esa parada intelectual al peo suya e irreverente (cuando toda la mierda que dice cae en lo políticamente correcto) no la paso. Prefiero seguir portales de noticias o páginas web para estar al tanto de ciertos temas, algunos políticos por lo mismo, amigos personales y gente que dice weás pero se escapa de lo antes mencionado.

    De paso, un temita dedicado a estos seres virtuales:

    http://www.youtube.com/watch?v=_vVcf7a-G10
    En fin,

  2. Sobre lo último discrepo. Personalmente no necesito esa weá de Twitter para informarme ni mucho menos. Con las páginas que tengo agregadas en FB o con revisar diariamente noticias en diversos portales o blogs me basta. En 140 caractéres el día del pico me informo como la gente o me presentan un punto de vista concreto.

    Y por otro lado, al final todos esos weones que la alumbran con defender tal o cual causa social y luchan contra la “desinformación de los medios tradicionales”, son el mismo rebaño de ovejas que cambian la credibilidad de un medio por otro. Sí, yo no me quedo sólo con la información de los medios tradicionales, pero a diferencia de esta manga de weones, yo siempre me informo de diversos medios diferentes para poder cultivar mi propio punto de vista.

    Y por último el Twitter es para homosexuales sofisticados que van a desayunar a servicentros mientras twittean en su netbook blanco.

    Saludos. Buena tu entrada.

  3. @Snake: con lo de informarse a través de twitter me refiero a que si sigues a, por ejemplo, emol, cooperativa, biobio, etc, vas viendo las noticias que salen publicadas lo más actualizado posible y con el link respectivo de la información completa.

    También sigo a DC Comics porque dan enlaces a bocetos de cómics que están por salir así como las próximas publicaciones.

  4. No tengo idea, soy un neanderthal de mierda. Lo único real es levantarse temprano en la mañana y recoger el diario en el jardín con el pijama puesto antes de que lo muerda el perro.

  5. Vale kallampa total twitter, puro opinar gueas intrascendentes, que ademas, no podis profundizar, una mierda…coincido plenamente con el autor de este articulo…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*